Lema de la Mutual 2015: Se alienta a los jóvenes a embarcarse en el servicio

    Lema de la Mutual 2015: Se alienta a los jóvenes a embarcarse en el servicio

    El lema de la Mutual 2015 también funciona como una invitación a la acción para los jóvenes y las jovencitas fieles de todo el mundo:

    “Oh vosotros que os embarcáis en el servicio de Dios, mirad que le sirváis con todo vuestro corazón, alma, mente y fuerza, para que aparezcáis sin culpa ante Dios en el último día”.

    “Oh vosotros que os embarcáis en el servicio de Dios, mirad que le sirváis con todo vuestro corazón, alma, mente y fuerza, para que aparezcáis sin culpa ante Dios en el último día”.

    Presente en D. y C. 4:2, aquella divina comisión de servir se dio primeramente al padre del profeta José Smith, Joseph Smith, padre, hace casi dos siglos. El pasaje sigue siendo el mandato eterno de trabajar en el reino.

    La hermana Bonnie L. Oscarson, Presidenta General de las Mujeres Jóvenes, dijo que el tema es un recordatorio de los convenios que los jóvenes SUD han “hecho en el bautismo de servir al Señor por el resto de su vida”.

    La hermana Oscarson dijo que era importante elegir el lema, puesto que éste llega a ser el tema central de las conferencias de la juventud, de los campamentos de las Mujeres Jóvenes y de otras actividades importantes que se realizan cada año en todo el mundo. “Debe ser ser algo que contribuya a fortalecer a los jóvenes contra aquello que afrontan en el mundo”.

    El pasaje de las Escrituras también contiene una promesa, dijo la hermana Oscarson. “Si nuestros jóvenes dan todo de sí al servicio y a venir a Cristo, les será por protección para ellos”.

    Gran parte de los mensajes del hermano David L. Beck se han centrado en el servicio. Servir a los demás es la forma en que uno sirve a Dios, dijo el Presidente General de los Hombres Jóvenes. “Cuando amas a Dios, los llamamientos y otras asignaciones de la Iglesia no son cargas, sino oportunidades de expresar el amor que sientes”, dijo en un devocional de BYU–Idaho, en febrero pasado.

    El hermano Larry Gibson, Primer Consejero de la Presidencia General de los Hombres Jóvenes, dijo que ser miembro de la Iglesia del Señor manifiesta un sagrado llamado a servir.

    Dijo: “Me encanta ese versículo porque indica lo que se requiere de nosotros a fin de prestar servicio fiel a Él verdaderamente”. “También proporciona la promesa maravillosa de que todos nos presentaremos sin culpa ante Él si cumplimos con la comisión dada”.

    El hermano Gibson añadió que cada uno de los cuatro atributos del servicio (corazón, alma, mente y fuerza) tiene un significado especial.

    “El corazón indica que, primera y principalmente, lo amamos a Él y tenemos el deseo inquebrantable de servirle; el alma es nuestra disposición de avanzar con valentía en Su causa sin darnos por vencidos jamás; la mente significa continuar con el aprendizaje siempre y de por vida; ...y la fuerza es cultivarnos y refinarnos de modo constante en lo físico, emocional, social, temporal y espiritual”.

    La hermana Carol F. McConkie, Primera Consejera de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes, dijo que los líderes de la Iglesia están al tanto de los retos que afrontan los jóvenes. Dijo que el lema ayudará a los adolescentes a “centrarse en el evangelio de Jesucristo”.

    “Se trata de un pasaje de las Escrituras de consagración; de la consagración del tiempo, los talentos y los bienes a Su servicio”, dijo la hermana McConkie.

    La hermana Neill F. Marriott, Segunda Consejera de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes, manifestó que hay un “círculo de bendiciones” que rodean a quienes observan el “método de embarcarse”.

    “Cuando decidimos embarcarnos en el servicio de Dios, comienzan a suceder cosas importantes en nuestra vida y la de las personas que nos rodean. Aprendemos de Él y venimos a Él”.

    La hermana Marriott dijo que, en cierta forma, este lema es una continuación del lema de la Mutual 2014: “Venid a Cristo”. Primero, los jóvenes necesitan venir a Cristo y después tienen que embarcarse en Su servicio, dijo ella.

    El lema de la Mutual 2015 se halla en un sólo versículo de las Escrituras. No obstante, se puede lograr mucho al acatar el consejo y las promesas enriquecedoras que contiene. Los miembros de todas las edades pueden recibir bendiciones conforme se “[embarquen] en el servicio de Dios”.

    “Este pasaje de las Escrituras es un valioso tesoro”, dijo el hermano Randall L. Ridd, Segundo Consejero de la Presidencia General de los Hombres Jóvenes. “Es un magnífico y completo resumen de los requisitos del Señor para el servicio misional”.

    El hermano Ridd agregó que los líderes locales pueden utilizar el lema en las actividades y lecciones de todo el año para enseñar el significado verdadero del servicio.

    “Si prestamos servicio por las razones correctas y con verdadera intención, veremos la diferencia en los misioneros del futuro”.

    La hermana Oscarson dijo que la sección 4 de Doctrina y Convenios es una sección misional y que éste es un momento importante en que los líderes de la Iglesia han pedido a los miembros que ayuden al Señor a acelerar Su obra, y en que hay más jóvenes que prestan servicio como misioneros que en cualquier otra época de la historia. Todos los jóvenes deben consagrase a la “obra de salvación”, dijo ella.

    El sexto presidente de la Iglesia, el presidente Joseph F. Smith, dijo que el versículo “contiene suficiente consejo e instrucción como para dedicar la vida entera a estudiarlo. Nadie ha logrado aún escudriñarlo a la perfección”.

    Las presidencias generales de los Hombres Jóvenes y de las Mujeres Jóvenes esperan que el lema mejore la apertura de la Mutual y sea el tema de los discursos de los jóvenes en la reunión sacramental, así como el tema central en las actividades de los campamentos de los jóvenes, las conferencias para la juventud y los devocionales.

    También puede emplearse a fin de orientar a los jóvenes para que se preparen y presten servicio cristiano en el hogar, el templo, la Iglesia y la comunidad.

    Hacia finales de 2014 habrá diversos materiales de consulta a disposición de los líderes locales de los jóvenes para que aquellos presenten el lema, como videos y música, por ejemplo.

    A lo largo de 2015 se proporcionarán otros materiales de apoyo referentes al lema en las revistas de la Iglesia y LDS.org.