Fortalecer nuestra fe en Jesucristo y Su Expiación

    Jesucristo y discipulos
    Elder Alonso José L. Alonso

    El presidente Joseph Fielding Smith dijo que nuestro Salvador Jesucristo es la figura central del plan de Salvación. Este plan se edifica sobre el fundamento de la fe en Jesucristo y Su Expiación. 1

    La fe verdadera nos anima a hacer la voluntad de Dios

    Esa fe verdadera nos hace que avancemos y llevemos a cabo acciones constructivas, edificantes, positivas y de gran beneficio como si tuviéramos un conocimiento pleno, en otras palabras, es como si lo supiéramos todo.

    La fe no significa que debemos depender de Dios, sino por el contrario, debemos confiar en El y en Su Hijo, orar con mucha fe, con la completa determinación de actuar tan pronto como hayamos concluido de orar.

    Si oramos por protección, hacemos todo lo posible por seguir las reglas de seguridad pertinentes, evitamos el peligro y suplicamos por inspiración para tener la habilidad de estar alertas en todo tiempo.

    Si oramos por tener una buena salud, hacemos todo lo posible por obedecer las leyes de la salud, y hacemos todo lo que sea necesario, para estar sanos y tener vigor. Si estamos afectados en la salud, suplicamos por ayuda divina para recuperarnos y seguimos entonces todas las indicaciones medicas, como si de eso dependiera el estar sanos nuevamente.

    En el Libro de Mormón, en Alma 32:21 dice: Y ahora bien, como decía concerniente a la fe: La fe no es tener un conocimiento perfecto de las cosas; de modo que si tenéis fe, tenéis esperanza en cosas que no se ven, y que son verdaderas.

    Tener fe en Cristo y aceptarlo como nuestro Salvador

    2 Nefi 25:29. Y ahora bien, he aquí, os digo que la vía correcta es creer en Cristo y no negarlo; y Cristo es el Santo de Israel; por tanto, debéis inclinaros ante él y adorarlo con todo vuestro poder, mente y fuerza, y con toda vuestra alma; y si hacéis esto, de ninguna manera seréis desechados.

    Tener la fe para aceptar Su voluntad

    1 Nefi 3:7 Y sucedió que yo, Nefi, dije a mi padre: Iré y haré lo que el Señor ha mandado, porque sé que él nunca da mandamientos a los hijos de los hombres sin prepararles una vía para que cumplan lo que les ha mandado.

    Tener la fe en Jesucristo para saber que por medio de Su Expiación mis pecados pueden ser perdonados

    Enós 1: 4-5 Y mi alma tuvo hambre; y me arrodillé ante mi Hacedor, y clamé a él con potente oración y súplica por mi propia alma; y clamé a él todo el día; sí, y cuando anocheció, aún elevaba mi voz en alto hasta que llegó a los cielos. Y vino a mí una voz, diciendo: Enós, tus pecados te son perdonados, y serás bendecido.

    Tener tal fe en Jesucristo que puedo obtener respuesta a mis oraciones

    Mosíah 27:14 Y dijo además el ángel: He aquí, el Señor ha oído las oraciones de su pueblo, y también las oraciones de su siervo Alma, que es tu padre; porque él ha orado con mucha fe en cuanto a ti, para que seas traído al conocimiento de la verdad; por tanto, con este fin he venido para convencerte del poder y la autoridad de Dios, para que las oraciones de sus siervos sean contestadas según su fe.

    Tener una gran fe en Jesucristo para ver milagros

    Moroni 7:33 Y Cristo ha dicho: Si tenéis fe en mí, tendréis poder para hacer cualquier cosa que me sea conveniente.

    Tener la fe en Jesucristo para lograr la vida eterna

    Moroni 7: 41 Y, ¿qué es lo que habéis de esperar? He aquí, os digo que debéis tener esperanza, por medio de la expiación de Cristo y el poder de su resurrección, en que seréis levantados a vida eterna, y esto por causa de vuestra fe en él, de acuerdo con la promesa.

    Familia

    Y finalmente, tener la fe para saber la verdad, basado en recibir la confirmación de la veracidad del Libro de Mormón

    Moroni 10:4,5 Y cuando recibáis estas cosas, quisiera exhortaros a que preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo; y por el poder del Espíritu Santo podréis conocer la verdad de todas las cosas.

    Así como por medio de la fe se han cerrado la boca de los leones, se han abierto caminos a través de ríos y mares, se han acabado sequías y se ha brindado protección ante diluvios; también en nuestra vida por medio de la fe verdadera en Jesucristo, se puede sanar al enfermo, resistir la tentación, liberarse de hábitos nocivos, arrepentirse y hacer un cambio en nuestra forma de vivir. 

    Si hemos de decir que tenemos fe, esta debe resonar intensamente a través de nuestras obras.


    1 Joseph Fielding Smith, Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia, Capítulo 3: El Plan de Salvación