Saltar navegador principal

Mujeres Jóvenes de la Estaca San Gerónimo se acercan más a Cristo por medio de su campamento

Mujeres Jóvenes de la Estaca San Gerónimo se acercan más a Cristo por medio de su campamento

En el mes de diciembre del 2013, 94 mujeres jóvenes procedentes de los barrios que conforman la Estaca San Gerónimo, Santo Domingo y sus líderes, se trasladaron a la ciudad de Bonao para celebrar por primera vez un campamento de mujeres jóvenes.

Uno de los objetivos de los campamentos en la Iglesia es que las mujeres jóvenes pueden experimentar la maravilla de las creaciones de Dios y aprender las habilidades que les servirán de ayuda para ser autosuficientes y vivir cómodamente al aire libre.

Las jovencitas fueron subdivididas en 4 niveles según las edades de cada joven, las jóvenes de 16 a 17 años que pertenecen al grupo de laureles fungieron como líderes a cargo de las jóvenes de menor edad.

Durante el campamento se realizaron actividades para fomentar la espiritualidad de las jóvenes tales como 'la caminata de la virtud' actividad principal del campamento que tenía por objetivo hacer que las jóvenes comprendieran que al conocer y vivir de acuerdo con las normas y los valores de una mujer virtuosa, las cargas durante el camino de su vida serían más ligeras.

El campamento tuvo una duración de dos días, durante estos días se llevó a cabo una noche de talentos con el fin de compartir sus dones y de testimonios donde las jóvenes tuvieron la oportunidad de expresar sus sentimientos por Dios, Jesucristo y las experiencias vividas durante el campamento.

Mediante esta actividad las jóvenes no solo disfrutan de la naturaleza y actividades recreativas, sino que también tienen la oportunidad de salir con metas que les ayudaran a continuar progresando una vez el campamento concluya. 

Los campamentos de Mujeres Jóvenes en la Iglesia se hacen para ayudar a las jóvenes a cumplir con objetivos que son pautados en el manual de campamentos de la Iglesia para Mujeres Jóvenes, entre las que podemos mencionar: Acercarse más a Dios, apreciar y sentir reverencia por la creaciones de Nuestro 

Padre Celestial, ser más autosuficiente, desarrollar habilidades de liderazgo, respetar y proteger el medio ambiente, prestar servicio a los demás, hacer amistades y disfrutar de los campamentos y divertirse.

Toda jovencita que trabajé y logre las metas recibirá una certificación que acredita que ha completado su programa de campismo. Este reconocimiento le ayudará a recordar las experiencias adquiridas durante su participación en el programa, pero más allá de esto, le ayudara a recordar cómo estas experiencias le acercaron más a Cristo y ser más como El.