Que le daremos al niño

    Que le daremos al niño

    Los días 12 y 13 de diciembre del 2015 en el Auditorio Enriquillo Sánchez de la ciudad de Santo Domingo, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días presentó su concierto de navidad: ¿Qué le daremos al niño Jesús?

    chaims.jpg

    El programa musical contó con la participación de: El Coro Masculino SUD,  el Coro Multiestaca del Area Caribe, un Coro de Niños, el Coro de Campanas Jóvenes de Sion RD y el Coro Preparatorio, los cuales interpretaron diferentes piezas bajo la dirección de Stephen William, Omar Peralta, Katty Paulino, Olga Agramonte y Nuria M. Martinez.

    87 personas trabajaron con entusiasmo y esmero por varios meses en la preparación de este programa.  Niños, jóvenes y adultos en su gran mayoría miembros de la Iglesia practicaron las canciones que fueron parte del evento, mientras que  otros se involucraron en  la coordinación y la parte técnica del evento, todos con una misma intención, traer a las mentes y los corazones de todos los presentes el verdadero significado de la navidad, el cual  es Cristo.  

    Más de 2,400 miembros y amigos de la Iglesia de las 13 estacas de las ciudades de Santo Domingo y San Cristobal se dieron cita para participar de las dos funciones que se ofrecían cada dia, en un evento histórico para el país, ya que es la primera vez que la Iglesia realiza un evento de esta naturaleza con miembros locales y fuera de las instalaciones de la Iglesia en la República Dominicana.

    Concluidas las funciones algunos presentes y organizadores expresaron lo que este concierto ha significado para ellos y el espíritu que ha traído a sus vidas:

    Una de nuestras invitadas la magistrada Nora Yadira Cruz González, miembro de la cámara civil y comercial de la corte de apelación de San Pedro de Macorís, comentó lo siguiente: “Estoy muy agradecida de haber asistido a este concierto, no esperaba menos, esta noche se ha sentido un espíritu muy especial, las canciones seleccionados realmente son inspiradoras”.

    magistrada Nora Yadira Cruz González,

    Elder John Olsen, misionero mayor,  quien ayudó tocando el piano, comentó: “Me sentí muy humilde cuando me pidieron que participara en la presentación musical de Navidad y un poco intimidado por la música, porque era un desafío para mí aprenderla. Mi único deseo era proveer un sonido que apoyara los maravillosos coros de voces y campanas y no quitar de la belleza de su unidad y armonía. Mi parte no fue libre de errores como hubiera deseado, lo que me hace apreciar más el talento y el arte de los otros, pero fui edificado por el gozo y la expresividad de los participantes, tanto los jóvenes y los más maduros, ya que todos se complacían en celebrar a nuestro Salvador con sus cánticos… cuando todos nuestros sonidos se combinaban era maravilloso. Gracias por la oportunidad”.

    Elder John Olsen

    Familia Villaseñor Ayala: “Les felicitamos por el excelente programa navideño que presentaron. La festividad del nacimiento de nuestro Salvador quedó en nuestros corazones y Su Espíritu de caridad quedó resaltado en cada representación con majestuosidad”.

    Familia Villaseñor Ayala

    Elder y hermana McGuire: “Ambos [mi esposa y yo] nos deleitamos con el concierto que vimos anoche - realmente fue hermoso e inspirador. Me alegra mucho que estos jóvenes tuvieran la oportunidad de aprender esta nueva destreza. Qué bendición para la Iglesia y la comunidad. Muchas gracias por el tiempo y esfuerzo que pusieron en este programa - fue inolvidable”.

    Elder y hermana McGuire

    Hermano Tomás Bisonó, integrante del Coro Multiestaca: “Ayer me di cuenta que las obras del Señor son perfectas, aunque tuvimos percances, estos son superados cuando es para agradar al Señor, al final los resultados son perfectos. Felicidades a todos los que participaron”.

    Tomás Bisonó

    La Generala Juana Francisco Campusanos Jiménez compartió: “Es una actividad maravillosa, debe repetirse, le encanta que sea una actividad para toda la familia. Exhortó a la Iglesia a que continúe realizando este tipo de actividades que es lo que nuestra sociedad necesita”.

    Generala Juana Francisco Campusanos Jiménez

    Hermana Olga Agramonte, directora: “El participar en la preparación de este concierto junto a estos jóvenes y hermanos amorosos, ver el efecto poderoso de la comunicación de las verdades del evangelio a través de la música inspiradora, fortalece mi testimonio y llena mi alma. En verdad la música inspiradora eleva nuestros sentimientos, creando una armonía entre el cielo y la tierra”.

    Olga Agramonte
     Hermana Nuria E. Martinez , productora general y  directora: “Hace sólo unos meses que el Concierto de Navidad: ¿Qué le daremos al Niño Jesús? eran solamente palabras sobre papel. Los desafíos parecían inconquistables; no obstante, teníamos en cuenta estas palabras de las escrituras:   'Todo lo puedo en Dios que me fortalece.” Los recursos, los talentos, los equipos; todo fue añadiéndose poco a poco y el resultado lo hemos visto ya.  No me cabe duda de que la mano del Señor estuvo en t odo esto, que movió y acomodó según su voluntad para que el mensaje de la verdadera Navidad reluciera al compartir nuestros talentos con el prójimo. ¡Todo para Su Gloria!”.
    conciertonavidad.jpg
    Nuria E. Martinez

    Elder J. Devn Cornish, Presidente del Area Caribe y la hermana Elaine, esposa, comparten: “Nuestra familia tuvo el gran privilegio de presenciar el concierto anoche con un amigo que invitamos.  Nos quedamos todos conmovidos por el profesionalismo del concierto, pero más aún por el espíritu que lo acompañó. Expresamos nuestro más profundo agradecimiento por los talentos y el tiempo dedicado a esa gran obra y por el amor manifestado hacia el Señor y Sus hijos”

    Elder J. Devn Cornish,

    Sin duda el público asistente disfrutó de un programa  que contenía relatos de las escrituras relacionados con el nacimiento del Salvador, videos alusivos a la época, canciones tradicionales de la navidad. El espíritu que se sintió a medida que la presentación transcurría fue indescriptible, hubo momentos para reír, llorar, aplaudir  y otros para regocijarnos y reflexionar sobre nuestras acciones, la clase de regalos que estamos dando en esta época y recordar al Salvador y Redentor del mundo, Cristo Jesús.