Saltar navegador principal

Ejerzamos la fe en Dios y Él nos bendecirá

imagen

Tener clases en la universidad en el mismo horario disponible de tus clases de Instituto puede ser visto como un obstáculo o una oportunidad para ejercer nuestra fe en Dios.

La joven Carolay Polanco vivió esta experiencia el pasado período, ya que para poder asistir a sus clases de Instituto tenía que salir más temprano de una materia que tenía en la universidad. Le afligía no poder asistir a Instituto, por lo que oró al Señor y tomó la decisión de hablar con el profesor y negociar su salida temprana de la clase.

Hizo lo que fue guiada a realizar y le mencionó el problema a su profesor, por lo que le solicitó salir 20 minutos antes de que terminara la clase cada jueves ya que esto le permitiría llegar a la clase de Instituto una hora antes de que terminara. Asombrado por la petición, pero con firmeza, éste le puso una condición: debía compartir con la clase lo que aprendía cada jueves en Instituto para poder estar seguro que efectivamente ella asistía a clases de religión.

Es así como Carolay cuenta su experiencia:

“Me sorprendió, pero acepté y oré al Señor para que cada jueves que hiciera la exposición a toda la clase me pudieran entender. El primer jueves que hice la exposición de lo que aprendí en Instituto me puse un poco nerviosa, pero al tener una oración en mi corazón todas las palabras surgieron y todos prestaban atención, de hecho, algunos estaban sorprendidos por los principios compartidos y me hicieron preguntas las cuales respondí aclarando sus dudas’’.

Uno de esos jueves el profesor me dijo: Quiero que mis hijos sean como usted y que aprendan lo que usted nos ha enseñado. Rápidamente le contesté que tanto él como sus hijos podían aprender lo que yo sabía y le invité a la Iglesia.

Los misioneros enseñaron a su familia y dos de sus hijos aceptaron el evangelio y se bautizaron en la Iglesia.  

Es mi testimonio que por medio del ejercicio de nuestra fe, las adversidades pueden ser vencidas y además grandes cosas pueden lograrse cuando involucramos al Señor.

image2