Cuatro décadas de la Iglesia de Jesucristo en República Dominicana

    Cuatro décadas de la Iglesia de Jesucristo en República Dominicana

    Cuarenta años después de la oración ofrecida por el élder M. Russell Ballard desde el Parque Mirador Sur de Santo Domingo el 7 de diciembre de 1978, la cual dio inicio a la labor de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en República Dominicana, la transmisión de un programa especial de El Sol de la Mañana desde la Casa de Huéspedes del Templo de Santo Domingo, puso en perspectiva y claridad la historia de su establecimiento en el país.

    El programa contó con la participación del equipo de comunicadores del popular programa radial dominicano Julio Martínez Pozo, Euri Cabral, María Elena Núñez, Holí Matos, Anibelca Rosario y José Laluz.

    Desde la transmisión, Julio Martínez Pozo, conductor general del programa, ponderó la relevancia y el valor histórico de esta ocasión. “Es la primera vez que se hace un programa de radio desde este lugar. Es histórico porque todas las informaciones que se van a manejar en el día de hoy servirán para un mayor conocimiento de lo que ha sido el establecimiento de esta Iglesia”, apuntó.

    Por parte de la Iglesia, fueron entrevistados varios hermanos y hermanas, encabezados por el élder Cándido Fortuna de los Setenta. Rafael Gutiérrez, director de asuntos públicos del área del Caribe, moderó las participaciones, que también incluyó a los primeros misioneros que pisaron tierra dominicana en 1978 y a los pioneros de la Iglesia en el país.

    El espacio sirvió como plataforma para precisar las verdades que enseña la Iglesia y describir con claridad la importante labor que viene haciendo, no solo en el país, sino en todas partes donde esta se encuentra establecida.

    La Iglesia de Jesucristo ha crecido y madurado entre los dominicanos hasta convertirse en una fe que registra un total de 134,743 miembros, distribuidos en 194 congregaciones, contando con 177 edificios propios distribuidos en toda la geografía nacional.

    En estos cuarenta años se destaca la labor de servicio de sus miembros y de los misioneros que llevan el mensaje del evangelio a todos los que desean escucharlo, siendo 10,421 el total de ellos que ha servido en el país, de los cuales 3,629 son dominicanos.

    Sus creencias se centran en Jesús y, movido por ello, realizan una labor social de impacto en diversos sectores de la sociedad. Como testimonio están las diversas iniciativas a través de ayuda humanitaria realizadas en República Dominicana.

    Un total de US$27,148,000 millones de dólares han sido invertidos en ayudas para la niñez, en situaciones de desastres, dentro del sector salud, destacándose la donación de más de 25,000 sillas de ruedas y en el desarrollo de varios proyectos de agua potable en diferentes puntos del país. Más de 4 millones de personas han sido impactadas por las ayudas propiciadas por la Iglesia en estos 40 años.

    Otro aporte de mucha importancia es la recuperación del patrimonio documental de la nación mediante los esfuerzos que impulsa la Iglesia a través de FamilySearch, entidad sin fines de lucro que mantiene la colección de registros genealógicos más grande en todo el mundo y que ha contribuido de manera particular a que en República Dominicana se hayan digitalizado más de 32 millones de actas del registro civil.

    La razón por lo que la Iglesia dedica tanto esfuerzo a esta labor descansa en la creencia de la existencia eterna de las familias. Sus miembros dedican muchas horas a la búsqueda de sus antepasados con el interés de hacer llegar hasta ellos las bendiciones del evangelio mediante las obras vicarias que se realizan en los templos de la Iglesia construidos por todo el mundo.

    Luego de que los documentos son digitalizados, miles de voluntarios en todo el mundo, sin importar su religión, hacen que esos registros se vuelvan accesibles y comprensibles en internet fuera de imágenes, a todas las personas interesadas en su genealogía y en la historia familiar mediante el proceso denominado indexación. Cientos de miles de registros son indexados cada año para que esto sea posible.

    La Iglesia en República Dominicana está de regocijo al arribar a su 40 aniversario, el cual se ha venido celebrando desde octubre, a través de una serie de actividades de impacto social con el deseo de seguir el ejemplo de Jesús, a quien se esfuerzan por emular los miembros de la Iglesia, aun desde el propio nombre que lleva la organización, a saber, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.