Celebran 40 aniversario de la Iglesia en República Dominicana

    En un ambiente fraternal y alegre, líderes y pioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en República Dominicana, en compañía de amigos y otros invitados, compartieron una cena especial en el Hotel Real Intercontinental, para conmemorar el 40 aniversario de la Iglesia en el país, la cual comenzó sus operaciones en Santo Domingo, el 7 de diciembre de 1978.

    Un emotivo video sobre el desarrollo e impacto de la Iglesia en las vidas de sus miembros y el público en general desde sus inicios hasta la fecha, fue presentado como parte del programa. También, los primeros misioneros y miembros, compartieron sus experiencias con la audiencia.

    Vea el video debajo.

    Las presentaciones audiovisuales utilizadas durante el evento hicieron que el público recordara los anuncios de televisión que estuvieron al aire durante las décadas de 1980 y 90, los cuales enfocaban la importancia de las familias y el fortalecimiento de los valores desde el hogar.

    El élder Walter F. González, presidente del área del Caribe, agradeció la participación de los asistentes y a la vez destacó la importancia de la época de navidad en el marco de la celebración del 40 aniversario.

    “Que en este diciembre de 40 años, podamos ser todos nosotros como los ángeles, anunciando al Salvador Jesucristo, la realidad de Su nacimiento, del ser central de todo. Que podamos aprender más de Él; aprender acerca de Sus enseñanzas, de Su ejemplo; de modo que, al hacerlo, tengamos individuos más fuertes; que haya más paz, amor, fe, esperanza y que todo esto sirva para iluminar al mundo al seguir Su ejemplo”, motivó con sus palabras el élder González.

    image4
    El élder Walter F. González, presidente del área del Caribe, mientras se dirige al público en la cena del 40 aniversario.

    Rafael Gutiérrez, director de asuntos públicos del área del Caribe para la Iglesia, ofreció las palabras de bienvenida, agradeciendo a todas las personas y miembros de la Iglesia que han trabajado durante estos años para establecer la organización en todo el país.

    “Nos sentimos tan agradecidos por mucho de ustedes. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, existe para bendecir las vidas de los hijos e hijas de Dios y me siento privilegiado de reconocer en esta ocasión, que todos ustedes de una manera u otra han contribuido a ese noble fin”, destacó Gutiérrez en su alocución.

    John y Nancy Rappleye, actuales presidente y matrona del Templo de Santo Domingo, compartieron unas breves palabras a los presentes. Esta familia vino al país como parte de asignaciones laborales y se convirtieron en los primeros, junto a la familia Amparo, en llevar el mensaje del evangelio a los dominicanos.

    “Los dominicanos son muy amigables. En aquella época, era fácil para los misioneros encontrar personas para enseñar. Mi esposa y yo nos sentimos muy bendecidos de poder estar aquí ahora como presidente del templo y ver lo maravilloso que ha sido el crecimiento de la Iglesia hasta estos días”, manifestó el presidente Rappleye.

    También se presentó la campaña de navidad Ilumina el Mundo, que se celebra por tercer año consecutivo a nivel global, centrada en realizar actos sencillos de bondad siguiendo el ejemplo de Jesús al dar como Él dio. Varias actividades se realizarán por el 40 aniversario en República Dominicana, según expresó Néstor Saldívar, director auxiliar de asuntos públicos de la Iglesia en el área del Caribe.

    Los invitados disfrutaron de una rica cena, adornada de presentaciones musicales y corales, por parte del coro de voces de niños y adultos, el conjunto de campanas jóvenes de Sión y el coro masculino Santo de los Últimos Días.

    Estuvieron presentes en el evento el magistrado Mariano Germán Mejía, presidente de la Suprema Corte de Justicia; Monseñor Víctor Masalles, obispo de la diócesis de Baní; Obispo Elvis Medina, encargado de la Oficina de Enlace entre el Poder Ejecutivo y las Iglesias Cristianas no Católicas; Pelegrín Castillo, presidente de la Fuerza Nacional Progresista y Mark Schaver, oficial político de la Embajada de los Estados Unidos en República Dominicana.