Desde Santa Lucia a la Mision West Indies

    Desde Santa Lucia a la Mision West Indies

    La hermana Sharlyne Joseph y el Elder Janal Felix son los primeros jóvenes de la rama Vieux Fort de la isla de Santa Lucia en ser llamados como misioneros.  Ambos fueron llamados a servir en la Misión West Indies a la cual Santa Lucia pertenece.  En estos momentos la Hermana Joseph sirve en Tobago mientras que el Elder Félix sirve en Trinidad.

    Tanto Sharlyne como Janal se unieron a la Iglesia durante la adolescencia, en ambos casos el trayecto al campo misional es interesante.

    Sharlyne creció en un hogar donde la Fe y Dios eran muy importantes, su mamá fue la primera en conocer los misioneros por lo que a Sharlyne se le animo a escuchar el mensaje que ellos compartían.  En esta época Sharlyne era miembro activa en otra Iglesia y cambiar no era algo que le interesara.
    Sharlyne.png

    Los misioneros continuaron las visitas a la casa, en una ocasión llevaron a un joven adulto con una edad aproximada a la de Sharlyne, este joven era Janal Felix quien al momento aún no era miembro.  Sharlyne comenta “fue una buena reunión sin embargo no me toco el Corazón”.

    Los misioneros pidieron ayuda al Presidente de la Rama,  Cleavance Nicholas, quien los acompaño a una cita, durante la misma el Presidente Nicholas sintió la fuerte impresión del Espíritu de decirle a Sharlyne que algún día ella debería servir una misión para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

    Paso mucho tiempo y varias parejas de misioneros hasta que en Enero del 2011 Sharlyne le dijo a los Elderes Prince y Livingston que estaba lista para bautizarse.  Ella constantemente recordaba una escritura que dice: ¨ustedes no me habéis elegido sino que yo os elegí´, esto le hizo pensar que mientras Dios estaba listo para ella, ella no había estado lista para comprometerse.

    Una semana después de su bautismo Sharlyne fue llamada como Presidenta de las Mujeres Jóvenes.  Este llamamiento no solo ayudo a las mujeres jóvenes sino que también ayudo a Sharlyne a prepararse para servir una misión.

    El corazón de Sharlyne está lleno de gratitud por su familia, especialmente por su madre quien fue paciente y amorosa mientras aceptaba las verdades que ya ella conocía.

    El servir una misión en la Misión West Indies ha sido una bendición para la vida de Sharlyne ya que ha abierto sus ojos y corazón a las diferentes culturas en el Caribe.

    Ella agradece el servir con otras hermanas en el evangelio, aun cuando, al principio esto fue un desafío, sin embargo, en la medida que han servido juntas sus testimonios han crecido y ella ahora se siente ´conectada´ a ellas.

    Sharlyne testifica que ser misionera es bueno y que Dios ayudara a todo aquel que esté dispuesto a ayudarle.  Ella se siente muy agradecida de ser una representante de Jesucristo.

    Janal Felix creció en un hogar donde la religión era importante y junto a su mama Jana Augustine, Janal asistia a una Iglesia local.  La madre de Janal se desilusionó con su Iglesia y había orado para encontrar, de alguna forma, la verdad.  Dos semanas después los Elderes Rosales de Guatemala y Morris de Utah llegaron a sus vidas.
    Janal.png

    Cuando estos misioneros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días llegaron a su casa y pidieron permiso para hablar con ellos, la madre de Janal accedió, aun cuando este quien al momento tenía quince años estaba un poco asustado por estos extraños, sin embargo, él y su madre aceptaron la invitación de asistir a la Iglesia.

    La primera vez que asistieron a la Iglesia ambos se sintieron contentos con lo que sintieron en sus corazones.  La idea de que la Iglesia fuera restaurada era algo importante para Janal.

    Jane se bautizó primero y dos meses después Janal le siguió.  Ahora el considera su bautismo el ´verdadero´ nacimiento.

    La salud de la madre de Janal no era buena y poco a poco fue deteriorándose por lo que se convirtió en la responsabilidad de Janal el cuidar de su madre y sus hermanos más jóvenes.  Él cuenta que durante esta época le fue dada más fortaleza de la que tenía para poder cumplir con sus responsabilidades.

    Janal siempre quiso ser un misionero y cuando le era posible el salía con los misioneros regulares a enseñar a otros.  La hermana Sharlyne fue una de las personas que visito con los misioneros.

    Janal disfrutaba el servir en la Iglesia y fue durante este tiempo que se acercó mucho al Presidente de la Rama Cleavance Nicholas.

    Lamentablemente la Madre de Janal falleció meses antes de que el recibiera su llamamiento misional.  Esto fue un desafío pero el Presidente Nicholas y la hermana Nicholas le ayudaron y lo llevaron a vivir a su casa.  La hermana Nicholas trabajo arduamente para completar la información y documentos requeridos para su misión.

    A la fecha el hermano sirve con mucho amor y dedicación en la Misión West Indies.  Él tiene un testimonio bien fuerte del evangelio y agradece a su madre que le enseñara ¨el camino correcto¨.  Él está agradecido por el Presidente y la Hermana Nicholas tanto por su amor como por la determinación de prepararle para servir una misión.  El ama al Salvador y a nuestro Padre Celestial y sabe que sus oraciones han sido contestadas por ellos.